La comunicación entre padres e hijos adolescentes

HABLANDO NOS ENTENDEMOS TODOS

La comunicación es fundamental para mejorar nuestra calidad de vida, expresar nuestras emociones, nuestras ideas o solucionar problemas.

La comunicación entre adultos y adolescentes es vivida por ambas partes como un conflicto diario.

¿Quieres mejorar la relación con el adolescente?

Deja de vivir ese momento de sentarte a hablar con ellos con ansiedad. No te preocupes más de sus silencios y pregúntate si tú lo estás contando todo.

Una buena comunicación permitirá al adolescente tomar decisiones apropiadas y ante los errores, tendrá la oportunidad de responsabilizarse de las consecuencias de una decisión inadecuada.

Hay tres aspectos muy importantes a tener en cuenta:

  • La comunicación entre adultos y adolescentes es un proceso. No va a suceder de forma inmediata, hay que ser pacientes y buscar las oportunidades para conocer cuáles son sus temores y sus alegrías.
  • La comunicación es de doble vía. Hablar es muy importante, pero sin duda alguna lo primordial es saber escuchar, para comprender y no para responder. Hay que intercambiar ideas, pensamientos y emociones desde el respeto mutuo.
  • No hay juicios. No todo lo que escucharemos, será de nuestro agrado. Es necesario tener una actitud emocional abierta.

Los errores más comunes en la comunicación entre padres e hijos:

  1. Hacer generalizaciones: Usamos patrones automáticos de nuestra educación para poner en evidencia los comportamientos que tienen los adolescentes, desde los absolutismos: “nunca me ayudas”, “siempre llegas tarde”, “no pones atención cuando te explico algo”…
  2. El uso de la crítica y las calificaciones negativas: “no agradeces todo lo que hacemos por ti”,”eres un irresponsable”, “eres un inconsciente”…
  3. Gritar como arma: subimos el tono de voz para tener control y actuar desde la superioridad. Nos mostramos como modelo incorrecto y entramos en lucha de poder.
  4. Dañar su autoestima: culpar, insultar, avergonzar, reprochar…sin importar dónde o con quién está el adolescente.
  5. Pensar en otra cosa mientras nos hablan: cuando nos cuentan sus problemas y nosotros solo estamos pensando en nuestras preocupaciones del trabajo o de la casa.

Claves para mejorar la comunicación con los adolescentes:

  1. Escucha lo que te dice, déjale terminar: Deja que hable, que diga lo que piensa o siente. Si lo interrumpes constante porque “ya sé lo que me va a decir, yo también he sido adolescente”, nunca sabrás cómo se siente.
  2. Tranquilidad ¡Controla tus impulsos!: Puede ocurrir que te cuente que ha hecho cosas que no te gustan. Evita los gritos y las amenazas. Cuando estés más calmado habla con él y explícale qué es lo que no te ha gustado y cómo te sientes tú.
  3. Valídalo: Si te dedicas a juzgarle por su conducta de forma constante estás poniendo una barrera entre tu hijo y tú. Utiliza frases respetando sus emociones: “Ahora mismo estás muy enfadado y lo entiendo, y si no me gritases podría escucharte mejor. Cuando te calmes podremos seguir hablando”.
  4. Dale importancia a lo que te dice: Sus preocupaciones son tan importes como las tuyas. Si cuenta contigo para hablar de sus cosas, dale la importancia que se merece. Está teniendo el valor de contarte algo que para él lo es todo. Respeta su preocupación.
  5. No des lecciones: Tendemos a decirles lo que deben hacer, porque es rápido e inmediato. Es mucho más útil y beneficioso a largo plazo, enseñarles a buscar soluciones, que cree alternativas.
  6. Enséñale a comunicar sus sentimientos: Esta bien que le preguntes por sus rutinas diarias, pero ve más allá y preguntarle cómo se ha sentido a lo largo del día, si hay algo que le preocupa. Nosotros somos sus modelos y también tenemos que expresarles a ellos nuestros sentimientos.
  7. ¡Ya no es un niño!: Acéptalo, se está convirtiendo en adulto. Guíale para que sea independiente, libre y feliz.

DEJA UN COMENTARIO

5 × uno =

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Tienes la posibilidad de hacer una VISITA INFORMATIVA GRATUITA, donde podrás explicarnos personalmente tu motivo de consulta. En ella te explicaremos cuál es el plan de intervención más adecuado, el procedimiento a seguir y sus costes.


    Publicaciones recientes
    Mi carrito
    El carrito está vacío.

    Parece que aún no te has decidido.