Rincón de la calma

Sabemos que muchxs niñxs con TEA (Trastorno del Espectro Autista) presentan dificultades en su procesamiento sensorial, por lo que les resulta muy difícil integrar todos los estímulos que reciben del entorno. Para ayudarles cuando se sienten sobrepasados, podemos emplear algunos tips como los que os contamos a continuación:

1. Manteniendo en la medida de lo posible las rutinas del día a día.
2. Estableciendo apoyos visuales.
3. Respetando los horarios de comidas.
4. Controlando la luz natural y/o artificial que reciben los niños en casa durante las distintas horas del día para no perjudicar los hábitos de sueño.
5. Creando un rincón de la clama para ayudar en el desbordamiento sensorial/emocional.

Pero, ¿Qué es el rincón de la calma?
Es un espacio que podemos crear en casa, bien en una habitación o en algún rincón tranquilo, dotado de instrumentos necesarios para la autorregulación y que sea accesible en todo momento a nuestros niñxs, para que puedan acudir fácilmente en caso de sentirse abrumados o desbordados sensorial y/o emocionalmente.

El rincón de la calma puede contener muchos elementos en función de las características, necesidades y perfil sensorial de cada niñx.

1. Si tu hijx tiene un perfil hipo sensible, es posible que sea un “buscador sensorial”, por tanto, puedes introducir elementos auditivos (música o juguetes con sonidos), elementos visuales ( luces, juguetes que se muevan, pelotas), elementos táctiles (como cajas sensoriales con arroz, legumbres, plastilinas, geles, pinturas de dedos), elementos olfativos ( frasquitos con colonia, jabones, plastilinas con olor), elementos orales (juguetes o mordedores) y elementos propioceptivos/vestibulares (cojines con texturas o pinchitos, objetos con vibración, con peso).
2. Si por el contrario, tiene un perfil híper sensible (excesivamente sensible), puede que presente comportamientos evitativos, por lo que puedes introducir elementos que eviten el exceso de sonido (cascos antirruido), buscar una zona más oscura con poca intensidad de luces o brillos, utilizar cajas sensoriales con legumbres, arroz o elementos de textura más seca que sepamos que le gusten, objetos con peso, mantas y cojines.
3. Existe la posibilidad de que algunos niñxs muestre signos de ambos perfiles, tanto hipo como híper sensibilidad. En este caso adaptaremos el rincón a sus características y necesidades concretas.

Por tanto, podemos encontrar un rincón completamente personalizado, con juegos sensoriales que les gusten y se puedan combinar según los perfiles sensoriales y las necesidades, respetando siempre las preferencias de cada niñx.

Es recomendable que dentro de las rutinas de casa se introduzca este rincón de forma progresiva para que vayan familiarizándose con el y no solamente utilizarlo en momentos de crisis, sino también como parte de la rutina diaria. Es una zona para buscar la regulación y la calma, por tanto, no debe forzarse a ir, debe ser algo voluntario. Cuando el niñx decida utilizar este espacio, se le puede acompañar y estar a su lado, si él lo considera, ayudándole a utilizar los elementos de forma adecuada para su autorregulación.

 

AIDA CRUZ MARTÍNEZ – Terapeuta Ocupacional COTOCV- 203

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Tienes la posibilidad de hacer una VISITA INFORMATIVA GRATUITA, donde podrás explicarnos personalmente tu motivo de consulta. En ella te explicaremos cuál es el plan de intervención más adecuado, el procedimiento a seguir y sus costes.

He leído y acepto los términos y condiciones*

Publicaciones recientes

DEJA UN COMENTARIO

veinte − 2 =

0